27 Ene

Alicia en el país de las maravillas For Kids

29 Dic

¿Vuestra relación pasa por un buen momento? Quizá has malinterpretado estas señales

Hace un par de semanas sufrí una de las experiencias más terribles que le pueden suceder a un hombre: me quedé sin internet en casa. ¡En un viernes! Cuando contacté con la compañía me dijeron algo acerca de la reconfiguración de la banda ancha y que restaurarían el servicio el lunes siguiente. Apenas tengo cobertura de teléfono en casa, suficiente para algún que otro whatsapp pero no como para conectar un ordenador y poder navegar. Pronto me di cuenta de la gravedad de mi situación: un fin de semana completo sin jugar online, sin facebook y sin navegar por internet. Solo me quedaba acurrucarme con mi chica y ver durante horas nuestras series de televisión favoritas… ¡Un momento! Si no hay internet, ¡no hay Netflix!

Estaba perdido. Ya sé que algunos de vosotros diréis que es la ocasión perfecta para pasar el día en el campo, para reflexionar sobre el sentido de la vida o para pasar tiempo de calidad con los seres queridos. Sí, ya sé que lo decís, pero también sé que no lo pensáis. Incluso si lo pensarais, todas esas actividades podrían ocupar un máximo de tres horas, ¿y qué se puede hacer el resto del tiempo? ¿Sabéis cuántas horas hay en un fin de semana? Yo sí: demasiadas si no hay internet.

Así que el domingo por la tarde ya estaba tremendamente aburrido. Tan aburrido que descubrí una de las revistas de Mary -Mary es mi novia- y me pareció intrigante. Había bellas mujeres en la portada y dentro, así que ¿cómo de mala puede ser?

Pues resulta que no era mala del todo. Incluía una lista de los solteros más apetecibles, cierto, pero también ciertos trucos sexuales muy interesantes. Tenía algunas entrevistas tontas, pero también algunos tests muy interesantes. Uno de ellos me llamó la atención: ¿Estás con el chico adecuado? Lo encontré un poco ofensivo: ¿acaso necesita preguntárselo? ¿Qué soy? ¿Una puntuación en una revista femenina?

Así que me dije a mí mismo: hagamos este test, veamos cuál es la clase de preguntas que ella se plantea. Seguro que saco un 10.

Primera pregunta: ¿Cómo te sientes cuando estás con él?

Esa me la sé: excitada, nerviosa, feliz, realizada… ¿Extática? Bueno, a lo mejor eso es demasiado, pero ¿por qué no? Por ejemplo, anoche… No, anoche no, pero hace unos días… Hum, la verdad es que no hemos hecho nada especial en unas cuantas semanas. Y ahora recuerdo que la semana pasada estaba yo viendo el fútbol cuando ella dijo algo que parecía importante que yo no entendí y cuando iba a preguntarle el árbitro pitó un fuera de juego que no era y… Quizá ella suspiró. Ciertamente me dejó ver el resto del partido en paz. Oh, oh, creo que ya sé cómo se siente cuando está conmigo: ignorada.

Bueno, no nos rindamos tan pronto. Solo he fallado una pregunta y hay muchas. La siguiente será más sencilla.

¿Qué opinas de sus amigos?

Hum, mis amigos. No son lo que se dice perfectos caballeros. Pete es demasiado ruidoso, Frankie es un poco maleducado y Stu es desaliñado… ¡pero son tan divertidos! Cuando estamos juntos no paramos de reír y nos suceden las cosas más increíbles. Cuando estamos juntos, el tiempo se pasa volando y a veces olvidamos llamar a casa y decirle a nuestras compañeras que vamos a tardar más de la cuenta… Hemos pasado fines de semana enteros de juerga y cuando hemos vuelto no nos podíamos contener la risa…

Vale, quizá mis amigos no le gusten tanto.

Rápido, siguiente pregunta: ¿Queréis las mismas cosas en la vida?

Por fin una buena. Por supuesto que queremos las mismas cosas en la vida. ¡Todo el mundo quiere las mismas cosas en la vida! Sexo, comida, refugio y, de vez en cuando, un aparato electrónico. ¿Tengo razón o no?

Pero, ahora que lo pienso, a ella no le gustan los aparatos electrónicos tanto como a mí. Y he escuchado varias veces las palabras “más romántico”, lo que podría llevar a la conclusión de que solo la comida, el refugio y, ejem, el sexo, no es suficiente.

Oh, Dios mío, tengo un problema. Un grave problema.

Voy a terminar solo y triste. Me di cuenta en ese momento, y me quedé paralizado por el pensamiento. Todo el mundo sabe que ese es el destino de Stu, no el mío. Más vale que me acostumbre a los gatos, porque van a ser los únicos que me aguanten cuando me haga viejo -el consumo de alcohol de Stu es demasiado grande como para que llegue a una edad avanzada.

Pero quiero a Mary y no la voy a perder tan fácilmente. Tengo dos posibilidades: o cambio mi forma de ser radicalmente o le compro un regalo romántico.

Así que al día siguiente, cuando tuve de nuevo acceso a internet, busqué y busqué hasta que encontré el regalo más romántico del mundo. Fui a youinabook.com y pedí una copia personalizada de Romeo y Julieta, y le puse como título Phil y Mary.

Le encantó. Su sorpresa fue auténtica, se rió un montón e incluso creí ver una lágrima que se asomaba con timidez. ¡Toma ya, revista femenina!

Cuando se le pasó un poco la emoción y pudo hablar, dijo:

-Romeo y Julieta tiene un final trágico: todo el mundo muere. Julieta, bueno, Mary muere. Incluso tú mueres al final.

Le dediqué una mirada intensa y respondí:

-No sé para ti, pero, para mí, mereció la pena.

Gol.

29 Dic

Cómo conseguir que un adolescente lea

Si tienes adolescentes en casa, estoy seguro de que estás un poco desesperado porque la cultura  tradicional no tiene lugar en sus vidas.  ¿Y quién puede culparlos?Tienen todo el poder de la internet en sus manos: tienen PlayStations y teléfonos móviles y Snapchat y YouTube. ¿Quién querría parar el flujo constante de información siquiera por un minuto?

Quizá esté chapado a la antigua, pero creo en el poder de los libros. No tiene nada que ver con la mística ni con la magia, no voy a hablar acerca del olor del viejo papel o del peso de una gran novela, un peso que promete grandes aventuras… No, lo que quiero decir es que creo en el poder de una buena sesión de lectura.

Observa la vida que lleva tu hijo. ¿Sabías que consume 1,5 horas de información por hora? Si no crees que sea posible, míralo de cerca cuando vea la tele: probablemente estará tuiteando acerca de la serie, buscando en qué otras series aparece tal o cual actor o simplemente mandando un whatsapp que no tiene nada que ver con lo que está viendo. No es solo que sean multitarea: es que se aburren si se dedican solo a una tarea.

No me entiendas mal: la multitarea es fantástica y una habilidad importante en el mundo que les toca vivir. Pero estoy convencido de que algunas veces tienes que apagarla, estar a solas contigo mismo y escuchar tus propios pensamientos. Es la única manera de crear algo original o asimilar conceptos valiosos. Algunas veces hay que concentrarse. ¿Y qué mejor manera de aprender a concentrarse que la lectura? Recuerda: los libros no tienen WiFi.

Aunque probablemente estés de acuerdo en que leer es un buen ejercicio, nos queda una pregunta por resolver: ¿cómo conseguir que tus hijos lo hagan? En mi caso, lo conseguí con tres sencillos pasos:

  1. Aprendí lo que le gusta. Aquí encontré los sospechosos habituales: Call of Duty, FailArmy, PewDiePie… No mucho con lo que trabajar.  pero también encontré que le gustaba Sherlock Holmes, quizá por la serie de televisión o quizá por los juegos de PlayStation .
  2. Fui a youinabook.comy personalicé Las Aventuras de Sherlock Holmes. En mi caso convertí a mi hijo Jake en Jake Holmes y cambié Dr. Watson por Dr. Moore, mi apellido.
  3. Le regalé el libro “Las aventuras de Jake Holmes” y le encantó. Se rio un montón con el detalle de que yo fuera el personaje secundario. Y, lo más importante, lo leyó. Ahora es su libro favorito.

¿Y tú qué opinas? ¿Quieres que tus hijos tengan una novela clásica como libro favorito?

29 Dic

La venganza lleva a la paz mental

La venganza lleva a la paz mentalMi amigo Stewart es un gran tipo y lo está pasando mal. Quizá lo está pasando mal porque es un gran tipo. Ya sabes, ninguna buena acción queda sin castigo y cuando alguien tiene tras de sí una historia de buenas acciones… bueno, el universo puede ser cruel.

Stewart llevaba un buen número de años trabajando para su empresa. Todo lo había hecho siguiendo las reglas: había trabajado duro, había ayudado a sus compañeros, siempre había respondido a todo el mundo con una gran sonrisa y había evitado la política de oficina. La consecuencia era inevitable: nunca consiguió una promoción. Varias veces tuvo ideas buenas que ayudaron mucho a su empresa y tuvo la responsabilidad incluso de implementarlas, lo que hizo de la única manera que sabía: trabajando duro, con una gran sonrisa, etc. El resultado, de nuevo, fue inevitable: sus jefes se quedaron con todo el crédito y consiguieron sus respectivas promociones. ¿He mencionado ya que Stewart evitaba la política de oficina?

Cuando su último jefe consiguió su promoción, Stewart se enfrentó a un nuevo jefe.

Quede claro que Stewart ha tenido una larga y horrible lista de jefes, desde los profundamente tontos a los absolutamente odiosos. Los ha visto de todos tipos: narcisistas, gritones, faltones, pelotas, corruptos, intimidadores y estúpidos. Pero, por larga que fuera su experiencia, no estaba preparado para Martin.

Ah, Martin. ¿Cómo describirlo? Quizá sea mejor que sus propias palabras lo hagan:

La meritocracia ante todo: ¿Quién se cree ese que es? ¡Mi master es mucho más caro que el suyo!

Emprendedor: ¡Yo inventé Interneck!

Habilidades técnicas: Si desarrollamos algo con IoT, nuestro ROI en 3DP podría subir como la espuma y llevarnos a un TDBB donde IOP y A2DP podrían converger en el MVP estimado con el adecuado nivel de SQA.

Grandes conocidos: (teléfono sonando) Perdona, tengo que responder esta llamada, es alguien de Apple. ¡Hola, Tim!

Trabajo en equipo y consignas claras: Hagamos una campaña de marketing, pero que sea discreta: no quiero que los de marketing metan sus narices donde no les importa.

Liderazgo: ¿Dices que esto no va a funcionar? Yo digo que sí va a funcionar. ¿Me estás llamando mentiroso? ¿Me estás llamando mentiroso?

Coherencia: Smith es un cobarde, Jones es un mentiroso, Samantha es estúpida y Ron es tonto. Y Lena siempre está hablando mal de los demás. No confíes en alguien que habla siempre mal de los demás.

Un personaje encantador, ¿verdad? Cuando entró en la vida de Stewart, hizo las cosas normales que se esperan de un jefe: menospreciar a su gente, informarles de lo vacías y faltas de liderazgo que estaban sus vidas antes de que él llegara y acosar a los líderes naturales del equipo. En aquella época Stewart era un líder natural del equipo, así que se llevó la peor parte.

He visto a Stewart pasarlo mal en otras ocasiones, pero esto era más de lo que podía aguantar. Odiaba a Martin con una intensidad preocupante. Decidió cambiarse de trabajo, pero había invertido un montón en su compañía y ya no era tan joven.

Tuvo problemas durmiendo, paró de reír y se consumía visiblemente. Sentí la necesidad de hacer algo para elevarle el ánimo. Y lo que hice fue brillante.

Visité youinabook.com y personalicé La Metamorfosis para él. Esta vez Gregor, el hombre que se convertía en un escarabajo pelotero gigante, fue Martin, el hombre que nació siendo un escarabajo pelotero gigante. También cambié el título: La Martinmorfosis.

Cuando vio el libro, rió por primera vez en varias semanas… Por lo menos, supo que sus amigos estaban preocupados. No sé si el regalo fue decisivo, pero la vida de Stewart a partir de ese momento cambió para mejor.

29 Dic

¡Socorro! A mi amiga le gusta Crepúsculo

Me gusta el terror. Me gusta todo lo que da miedo, lo que asusta, lo odioso, y estoy orgullosa de ello, así que cuando mi amiga me dijo que se había enganchado a los vampiros también me sentí orgullosa de ella. Pero vampiro es una palabra que ha perdido un montón de significado en los últimos tiempos, así que sospeché enseguida.

-¿Los vampiros brillan? -le pregunté abruptamente.

-Eh, ¿sí? -respondió ella.

Maldita sea, lo sabía. Mi amiga era una de esas chicas Crepúsculo. Ya sé: no juzgues y no serás juzgada, pero ¿por qué en mi círculo más cercano?

-Dime la verdad: ¿estás enamorada de…? -consulté wikipedia muy rápido-. ¿Edward Cullen?

-¿Qué tiene de malo? Es guapo, atormentado, misterioso…

-¡Dios mío, Leah, no! ¿Sabes cómo lo llaman en internet?

-¡No te atrevas a decirlo!

Mi amiga se tapó los oídos, pero me las arreglé para que me oyera.

-Cara Pala -dije, con una voz desagradable.

-Bien, ¿qué es un auténtico vampiro para ti? -preguntó desafiante.

Aunque soy lo que la gente llama una millennial, crecí viendo las películas de la Hammer que había en la colección de mi padre. Para ello usaba un reproductor de VHS que las reproducía en una gloriosa definición estándar y una televisión pequeña, pero fue suficiente para darme cuenta de que Sir Christopher Lee era un buen vampiro.

Pero lo que realmente me gustaba era el arquetipo del vampiro, mucho más que cualquier actor que lo haya interpretado. Me gusta la idea de Drácula y me gustaría que fuera real.

-Drácula es lo que yo llamo un vampiro auténtico -dije.

-Bueno, si le das la vuelta a Edward tienes Drawde y si le unes Cullen, tienes Drawde Cullen, que suena muy parecido.

Se me escapó un resoplido irónico.

-Leah, creo que necesitas en serio leer a los clásicos -le dije.

Drácula, la novela, me ha transportado siempre a su mundo. Cuando abro una página y empiezo a leer el diario de Mina Murray, es como si estuviera allí, como si sus pensamientos fueran mis pensamientos. En una película o un juego siempre ves a los protagonistas caminar a través del argumento, pero hay una desconexión entre tú y él o ella. Cuando una novela funciona, te conviertes en el protagonista y es como si te dieran una segunda oportunidad de vivir.

Eso es lo que quería que Leah entendiera.

Para hacerlo más real, fui a youinabook.com y personalicé Drácula para ella. La convertí en Mina y yo me quedé con el papel de Lucy. ¿Queréis saber lo que el Dr. Seward escribió sobre mí?

La criatura que allí reposaba parecía una pesadilla de Julie: los dientes afilados, las manchas de sangre en su boca voluptuosa, que estremecía al verla, la apariencia carnal y maléfica, como una burla diabólica de la dulce pureza de Julie.

Tras leer esto, entendí lo que era un auténtico vampiro. Y ella también.